HL7 intenta no asumir ninguna arquitectura particular respecto a la ubicación de los datos dentro de la aplicación. En particular está diseñada para soportar tanto un sistema centralizado como una arquitectura distribuida donde los datos residen en sistemas departamentales independientes.

Soporta tanto contextos en los que no existe un sistema de ingreso de órdenes, como en los que el sistema de ingreso de órdenes es centralizado, o también las órdenes se dan de alta en múltiples sistemas distribuidos.

Ofrece soporte para sistemas en los que los datos y las observaciones están almacenados en un único sistema centralizado, como en aquellos en los que se encuentran distribuidos en múltiples sistemas.